Pliometría

Según la NSCA Los ejercicios pliométricos se refieren a aquellas actividades que permiten al musculo alcanzar su fuerza máxima en el período más corto posible. “Pliométrico” es una combinación de dos términos griegos que significa aumentar la medida (plio = más; métrico = medida).

Una definición práctica del ejercicio pliométrico es: movimiento rápido y potente precedido por un preestiramiento o contramovimiento, con un ciclo estiramiento-acortamiento (CEA) que se debe cumplir si o sí.

En otras palabras, para que un entrenamiento pueda denominarse pliométrico, es estrictamente necesario que las estructuras musculo tendinosas sean sometidas y cumplan a la cabalidad con el CEA.

El objetivo de los ejercicios pliométricos es aumentar la potencia de los movimientos subsiguientes mediante la utilización de los componentes elásticos naturales presentes en el músculo y en el tendón, así como del reflejo de estiramiento.

En una concepción un poco más especializada, éste tipo de ejercicios dependen de un modelo mecánico que establece que la energía elástica presente en los componentes musculotendinosos aumenta con el estiramiento rápido y es almacenada. Cuando el estiramiento (acción excéntrica de los músculos) es seguido de forma inmediata de un acortamiento (acción muscular concéntrica) la energía elástica almacenada es liberada y, en consecuencia, aumenta la producción total de fuerza y por ende, de potencia.

El componente elástico en serie (CES) es el verdadero desencadenante de los ejercicios pliométricos ya que cuando una unidad musculotendinosa es estirada, como en el caso de una contracción muscular excéntrica (estiramiento) el CES actúa como un resorte aumentando su longitud, al aumentarla, se almacena energía elástica. Si el músculo inicia una acción concéntrica (acortamiento) inmediatamente luego de la acción excéntrica, la energía almacenada es liberada permitiendo al CES contribuir a la producción de fuerza total al devolver a los músculos y tendones su longitud original.

Si la acción muscular concéntrica no se produce inmediatamente después de la acción excéntrica, o si la fase excéntrica dura demasiado tiempo o requiere de un movimiento demasiado amplio sobre una articulación determinada la energía almacenada se disipará y se perderá en forma de calor. Entonces, en éste caso, no se estaría llevando a cabo un entrenamiento verdaderamente pliométrico.

Cabe destacar, que pliometría y potencia no significan lo mismo; el entrenamiento pliométrico utilizado correctamente es un método para mejorar la producción de fuerza y potencia, sin embargo, no se puede confundir, con el entrenamiento específico de la potencia.

   BaechleThomas R.  y Earle Roger W. Editores. «Principios del acondicionamiento de la fuerza y entrenamiento físico». Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *